La Carta de Málaga

01 La Carta de Málaga

La Carta de Málaga establece un cierto número de principios que han sido ampliamente explicitados a lo largo del proyecto CAT-MED. Subraya que los representantes políticos han entendido bien que los nuevos proyectos urbanos en el Mediterráneo pueden constituir unos vectores de transformación de toda la ciudad. Adhiriéndose al enfoque CAT-MED, confirman que desean ir más allá en este proceso que explora las potencialidades de transformación de los complejos tejidos urbanos existentes.

Con su firma, los alcaldes reiteran la importancia que otorgan a la cooperación internacional y su adhesión a esta red de ciudades que participan al proyecto CAT-MED. Con su apoyo a este proyecto, confirman que el salto cualitativo realizado por los proyectos de cooperación es hoy en día capaz de venir a apoyar las dinámicas locales y aportar un valor añadido a las políticas urbanas de las ciudades socias.

Con esta Carta, los representantes políticos, y más aún, sus ciudades respectivas, se han comprometido en consolidar y compartir un sistema de indicadores urbanos de sostenibilidad. Se han comprometido igualmente en la consecución de los medios necesarios para poder actualizarlos regularmente. Este compromiso subraya el carácter concreto que tiene esta Carta. Muestra igualmente la importancia que dan los representantes políticos de las ciudades socias a la calidad y los fundamentos y contenidos técnicos del proyecto.

Este compromiso se extiende igualmente a la promoción de la metodología utilizada durante la fase de experimentación. Esta metodología es considerada como una etapa importante en la definición de las áreas de actuación integradas en el tejido urbano existente. Este compromiso remite muy claramente a las características de las ciudades sostenibles mediterráneas: compacidad, complejidad de los usos, convivencia de todo tipo de viviendas, etc. Pero también se trata de reconocer la diversidad de los contextos urbanos y otorgar un interés particular a los retos de la memoria y a la historia de los habitantes y de los lugares. Esta metodología de concertación que integra todas las problemáticas del desarrollo permite multiplicar y enriquecer las propuestas de diseño innovadoras.

Finalmente, la Carta establece explícitamente las bases de una plataforma permanente. Su vocación es la de perpetuar los vínculos de cooperación existentes entre las ciudades socias. A su vez, debería permitir la adhesión a la red de nuevas ciudades mediterráneas y la difusión de los principios que emanan de esta Carta.

Los Representantes de las ciudades socias del proyecto CAT-MED reunidos durante la firma de la Carta de Málaga. El acto oficial de firma de la Carta tuvo lugar el 7 de febrero de 2011 en el Salón de los Espejos del Ayuntamiento de Málaga.

02 Carta de Málaga sobre modelos urbanos sostenibles

En Málaga, a 7 de Febrero de 2011

Nosotros, alcaldes y representantes de Málaga, Sevilla, Barcelona, Valencia, Comunidad del Pays d'Aix, Marsella, Génova, Turín, Roma, Atenas y Tesalónica, socios del proyecto CAT-MED,

Conscientes de los desafíos a los que las ciudades se enfrentan hoy en día en términos de ordenación del territorio y de la lucha contra el cambio climático y la fuerte interdependencia entre estos dos fenómenos,

Convencidos de que las ciudades tienen la responsabilidad y la capacidad para llevar a cabo la aplicación práctica de las políticas públicas para integrar las nuevas cuestiones del clima y el concepto de sostenibilidad,

Convencidos de que estas ciudades tienen en sus manos instrumentos de acción indelegables, a nivel local, regional, nacional y dentro de las redes transnacionales, de las que somos representantes, para convertirse en actores principales de esta materia, tanto en los aspectos de la mitigación como de la adaptación a los impactos del cambio climático,

Conscientes de los numerosos acuerdos internacionales realizados para frenar los efectos del cambio climático, en especial aquellos que ponen su énfasis en los modelos urbanos sostenibles cohesionados territorial y socialmente, como la Carta de Aalborg (1994 y 2004), la Carta de Leipzig (2007) y la Declaración de Toledo (2010), y teniendo en cuenta las posibilidades que tienen las ciudades mediterráneas para contribuir con esta causa,

Comprometidos en la definición y la experimentación de modelos de desarrollo urbano mediterráneos sostenibles, especialmente a través del trabajo realizado a lo largo del proyecto CAT-MED,

Manifestamos por la presente nuestra intención de desarrollar las siguientes acciones y objetivos con la voluntad de hacerlos perdurar en el tiempo:

1. Considerar las ciudades mediterráneas como modelos urbanos sostenibles

Desarrollar configuraciones urbanas que, más allá de las particularidades geográficas, tengan en cuenta las principales características comunes a las ciudades mediterráneas sostenibles como son una determinada densidad de población, niveles suficientes de compacidad urbana y una elevada complejidad en la mezcla de usos y funciones.

Las ciudades mediterráneas son diversas entre si, pero tienen un claro denominador común desde la organización urbana del medievo, la renacentista, la barroca o la moderna y es la mezcla de actividades económicas y sociales en un espacio delimitado, donde la escala peatonal era importante para la mayor parte de los desplazamientos. Estas características la diferencian de otros modelos urbanos ajenos a Europa, menos eficientes en el uso de los recursos naturales y en facilitar la conectividad de las relaciones humanas.

Nos comprometemos a integrar las prioridades que fueron definidas por el proyecto como denominadores comunes de los barrios y ciudades sostenibles del Mediterráneo, priorizando:

- La concepción de modelos urbanos con un nivel de densidad habitantes/hectárea suficientemente alto, que configuren ciudades compactas y con diversidad de usos y funciones, limitando la formación de espacios segregados, monofuncionales y dependientes del vehículo privado.

- La consideración del espacio público como eje vertebrador de la ciudad, del equilibrio entre el espacio construido y el espacio libre así como la contemplación de la escala peatonal como referencia en un paisaje urbano dotado de abundantes espacios públicos atractivos, seguros y propicios para el encuentro, resultando de especial importancia la presencia suficiente de espacios verdes.

- El establecimiento de radios de proximidad a actividades económicas, y a servicios básicos de educación, centros de salud, centros sociales, equipamientos deportivos, culturales o espacios de ocio que garanticen la solidaridad y la comunicación trans-generacional.

- El desarrollo de nuevos suelos urbanizables, realizado a partir de nodos de comunicación y movilidad previamente previstos, jerarquizándose los niveles viarios principales, secundarios o de residentes.

- La recuperación de la ciudad consolidada, su rehabilitación, su revitalización y regeneración urbana integrada, con especial énfasis en los ámbitos de la ciudad antigua.

- La integración de la vivienda social y la que reciba ayudas publicas, junto a la vivienda de renta libre, evitando segregaciones y exclusiones sociales, generacionales y étnicas.

- El respeto por la conservación del paisaje, de los ecosistemas y la biodiversidad, así como del patrimonio edificatorio histórico y de las formas empleadas para conservarlo y rehabilitarlo de acuerdo las Cartas y Documentos Internacionales de Conservación del Patrimonio.

- El respeto por los recursos naturales incluyendo el agua y el suelo, junto a la reducción de la generación de emisiones de gases de efecto invernadero, mediante la aplicación de herramientas e incentivos para fomentar la construcción y rehabilitación de edificios eficientes en el consumo y tratamiento de agua y energía.

2. Consolidar y compartir un sistema de indicadores urbanos de sostenibilidad

Consolidar un sistema común de indicadores de sostenibilidad que nos permitirá comprender en el tiempo la evolución de nuestros sistemas urbanos y la evaluación de las políticas públicas aplicadas.

El sentido de los indicadores es precisamente el de comprobar si nuestras ciudades se acercan a los niveles deseables que hemos previsto, o por el contrario se alejan de ellos. El conjunto de indicadores se ha desarrollado de forma común entre las ciudades socias y podrán ser ampliados de forma periódica.

Nos comprometemos a capacitar a nuestros equipos para continuar y hacer fructífero el trabajo de seguimiento de los indicadores de desarrollo urbano sostenible a fin de que puedan apoyarse en estos elementos objetivos para trabajar de manera transversal y de esta forma pensar, planificar y construir ciudades mediterráneas sostenibles.

Este conjunto puede ser completado por indicadores opcionales que cada ciudad considere necesarios para caracterizar las peculiaridades de su territorio.

3. Promover la experimentación “Manzana verde” como un paso hacia la construcción de ciudades sostenibles

Promover una metodología de experimentación basada en la “manzana verde”, desarrollada por el CAT-MED, que consiste en desarrollar en cada una de las ciudades, un proyecto piloto que refleje las características fundamentales de las ciudades mediterráneas sostenibles y de las construcciones ecológicas, eficientes y ahorradoras de energía, al tiempo que cumplan con los requisitos de compacidad y complejidad de usos característicos del proyecto y que combinen además la vivienda de renta libre con la vivienda protegida, convirtiéndose en un laboratorio urbano.

Se configura como un prototipo que pretende ser un ejemplo real de cómo se puede intervenir tanto en el desarrollo de un área o barrio sostenible como en su concreción en la construcción de un edificio.

Las características de Manzana Verde serán diferentes en cada ciudad pero también tendrán un denominador común que las identifique de manera simbólica por su cuidado diseño, por sus características ecológicas ambientales y sociales.

La memoria, la historia de los lugares y de los habitantes han sido el objeto de atención particular.

Más allá de la naturaleza intrínseca de la sostenibilidad de un barrio, se plantea la cuestión de incluirlo en su entorno, entendiendo los “barrios sostenibles” como parte de un todo. Su función contempla las múltiples escalas geográficas y los intercambios en los que participa.

Por todo esto, nos comprometemos a promover proyectos urbanos experimentales que se inscriban en un enfoque transversal y que, por sus objetivos de sostenibilidad urbana, conformarán la ciudad mediterránea del mañana.

4. Constituir y mantener una plataforma de metrópolis mediterráneas

Crear una plataforma permanente de las ciudades socias para dar continuidad al objetivo del proyecto más allá del periodo de duración de CAT-MED, de forma que mantengamos los vínculos de trabajo y asociación durante el tiempo. En la plataforma estarán presentes las administraciones públicas que impulsaron el proyecto y los actores sociales y asociaciones ciudadanas que participaron durante el proceso.

Esta plataforma se basa en el proyecto CAT-MED y se encuentra respaldada por un partenariado que desde hace más de diez años ha madurado a través de la ejecución conjunta de proyectos de cooperación europea.

Este manifiesto, en forma de carta fundamental, institucionaliza la existencia de esta red y constituye el comienzo de la Plataforma CAT-MED que se encuentra abierta a la adhesión de otras ciudades mediterráneas y europeas, basándose en un proyecto dinámico y en la preocupación común sobre cuestiones de sostenibilidad urbana. Permitirá poner en marcha proyectos concretos, especialmente en el contexto de la cooperación transnacional europea (política regional), de la política de vecindad o como parte de la Unión para el Mediterráneo, gracias a la solidez de su partenariado.

Por lo tanto, nos comprometemos a continuar nuestra colaboración a través de la plataforma de metrópolis mediterráneas y a apoyar proyectos que puedan surgir como parte de esta red de cooperación.

03 DECLARACION DE GÉNOVA - La Ciudad del Siglo XXI. Anexo a la CARTA DE MÁLAGA.


La Declaración de Génova "La ciudad del Siglo XXI", se firmó el 9 de Junio de 2014 durante el II Foro de Alcaldes Mediterráneos, en la propia ciudad de Génova, como anexo a la Carta de Málaga de 2011. Esta declaración es el resultado de los compromisos políticos desarrollados en el marco del proceso interno de Capitalización "Urban Empathy" de la Plataforma CAT-MED sobre Modelos Urbanos Sostenibles.

ENG - GENOA DECLARATION "The City of the 21st Century". Anex to the MALAGA CHARTER, 7th February 2011

ESP - DECLARACIÓN DE GÉNOVA "La Ciudad del Siglo XXI". Anexo a la CARTA DE MÁLAGA, 7 de febrero de 2011

IT - DICHIARAZIONE DI GENOVA "La città del 21esimo secolo". Allegato alla CARTA DI MALAGA, 7 febbraio 2011

FR - MANIFESTE DE GÊNES "La ville du XXIème siècle". Annexe à la CHARTE DE MALAGA, 7 février 2011

GR - Η ΔΙΑΚΥΡΗΞΗ ΤΗΣ ΓΕΝΟΒΑΣ "Η πόλη του 21ου αιώνα". Παράρτημα στον Χάρτη της Μάλαγας, 7 Φεβρουαρίου 2011

PT - DECLARAÇÃO DE GÉNOVA "A Cidade do Século XXI". Anexo à CARTA DE MÁLAGA, 7 de fevereiro de 2011